• Zigresa

Las Manos Magicas


Una de las cosas que a veces me mimarme mas a menudo. Todos necesitamos ese tiempo "para solo una". Antes de la pandemia, me había hecho la promesa de que haría un ritual de recibir un masaje una vez por trimestre. Recuerdo mis aventuras buscando a esa masajista perfecta. No fui muy organizada con esto. ¡Todo dependía de cómo me sintiera y siempre lo dejaba para el último minuto! A veces, llamava antes de salir del trabajo y veía si los parlos de masajes me atendian sin cita. Recuerdo que un día revisé la web y me encontré con un practicante que daba masajes en su casa. Trabajaba desde su apartamento. ¡En este día estaba lloviendo! pero tuve un día estresante y solo necesitaba relajarme antes de regresar a casa. Necesitaba ir a un lugar donde solo un masaje o meditación te pueda llevar. Llegué a su apartamento y al principio dudé. Luego toque la puerta y esperé. Abrió la puerta y entré. Después de un breve encuentro y saludo, dijo que podía desnudarme en el baño y encontrarme con ella en su sala de estar, donde tenía su mesa de masajes. El apartamento era pequeño pero acogedor. Tenía la música del spa y velas. Podía oler los aceites perfumados que estaba calentando. Cuando salí, le pregunté si no le preocupaban los clientes que acudían a su casa privada. Ella respondió que había tenido algunos sustos, pero su esposo ahora se queda a veces cuando tiene clientes masculinos. Ella comenzó el masaje y debo decir que era exactamente lo que necesitaba. Otra experiencia interesante que tuve fue un día que necesitaba un masaje y NADIE estaba disponible. Estaba frustrada y decidí ir a tomarme un trago. Cuando estaba a punto de estacionar mi auto y entrar al restaurante, noté un salón de masajes dos puertas más abajo. Así que decidí arriesgarme y ver si tenían disponibilidad. Cuando me acerco al lugar, veo a un tipo, se veía como un trabajador de la construcción que sale con una gran sonrisa en su rostro. Me dije a mí misma, hmm, pero seguí acercándome a la entrada principal. Cuando entre, no había nadie en la recepción. La puerta tenía un timbre y emitió un sonido tan repentino que escuché pasos rápidos corriendo hacia el frente. No tuve la oportunidad de preguntar, ella me preguntó "¿quieres un masaje?" Respondí "sí por favor." Ella procedió a darme el precio y me preguntó qué tipo de masaje quería. Le conteste "masage sueco." Ella respondió "podríamos hacer eso". Me pidió que la siguiera por un pasillo oscuro. Noté dos velas al final del pasillo. Una vela en cada esquina. Abrió la puerta de una de las habitaciones y me pidió que entrara y me desnudara. Mientras miraba alrededor de la habitación, noté que la mesa estaba prácticamente vacía. Solo una hoja muy fina adornaba el final. Paralelamente a la mesa, arriba había una barra de plata. Una vez más pensé para mí misma ... hmmm. Empecé a pensarlo dos veces. Pero mi cuello estaba tan tenso que ya estaba allí, así que dije "¡relajate!" Entonces escuché un suave golpe en la puerta y una suave voz "¿lista?". Cuando entró, no fue la misma señora la que me saludó. Era mucho más pequeña en estatura y delgada. Giré la cara y cerré los ojos. El masaje comenzó pero, para mi sorpresa, no se utilizó aceite perfumado. Cuando le pregunté, ella respondió, no hacemos eso aquí. Una vez más pensé ... hmmm. Ahora, este masaje sueco se sintió diferente, pero mis músculos se amasaban de una manera muy suave y terapéutica. De repente se subió a la mesa. Salté y pregunté "¿qué estás haciendo?" Ella simplemente respondió "no te preocupes, soy pequeña y esto es bueno para ti. Camino sobre tu espalda". Bueno, le respondí "no, gracias". Entonces esa parte del masaje fue interrumpida. Así que este masaje en particular no fue lo que esperaba. ¿Me relajé? un poco. Espero poder hacer un arreglo con mi prima que tiene un negocio de masajes y que venga a mi casa. Creo que esa sería la mejor solución. Lo único es que está a una hora de distancia, pero es simplemente INCREÍBLE. Si visitas Hamden, CT, puede visitar Hands of Touch Healing Lodge no te arrepentiras!


2 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo